Rubalcaba... un hipocrita más.

Ir abajo

Rubalcaba... un hipocrita más.

Mensaje  A. Montesinos el Miér 17 Oct 2007 - 16:09

Martes, 16 de Octubre de 2007
Rubalcaba ordena no entregar ni una pistola más a los escoltas, a los que califica en privado de ‘chapuzas’ por saltarse las medidas de autoprotección


El ministro del Interior ha dado orden expresa de no conceder licencias a los escoltas que soliciten llevar un arma fuera de su horario de trabajo. Rubalcaba ha criticado, en un ‘off the record’ reciente, la desidia de estos profesionales tras analizar el último atentado de ETA: “algo han hecho mal”.
















Miércoles 17/10/2007
Los escoltas barajan retirar su protección a los políticos: se sienten ‘ninguneados’ y amenazan con llevar su caso ante los tribunales

Martes 16/10/2007
Zapatero deja en papel mojado su promesa de convertir Interior en un Ministerio de Seguridad sobre terrorismo, delincuencia y Tráfico

Martes 16/10/2007
Gotzone Mora confirma que lleva tres meses sin vehículo blindado tras haber fichado por la Generalitat valenciana de Francisco Camps


ShowFlashClickTag('images/Banners/banner_200x200_1.swf','Banner_Url.aspx?IdObjeto=36',195,195,false);





Se trata de una decisión personal de Alfredo Pérez Rubalcaba. Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del Ministerio del Interior, el ministro ha dado orden expresa de que se denieguen todas las licencias de tipo B a los escoltas que las soliciten.
El propio Rubalcaba ha establecido que tanto Interior como la Guardia Civil “no muevan ficha”. Hay que recordar que las licencias B las concede la Benemérita a petición de la delegación de Interior de cada Comunidad Autónoma.
Tal y como se informó en estas páginas –vea la información pinchando aquí-, los escoltas llevan seis meses reclamando al Ministerio estos permisos. Denuncian que las licencias tipo B se les conceden de forma casi automática a políticos y personajes famosos, no teniendo, en la mayoría de esos casos, ninguna capacidad para manejar un arma. En cambio, a los escoltas, que son profesionales de la seguridad, se les niega una y otra vez esta posibilidad.El ‘off the record’ de Rubalcaba en el Senado

El ministro de Interior acudió al Senado el pasado miércoles para intervenir en el Pleno de la Cámara Alta. Allí, en un corrillo reservado con periodistas ‘afines’, Rubalcaba acusó a los escoltas de no realizar bien su trabajo. Según las fuentes a las que ha tenido acceso ECD, el titular de Interior afirmó en aquella ocasión que el atentado contra el agente Gabriel Ginés en Bilbao se produjo porque “algo hizo mal”.
Según Rubalcaba, la víctima del atentado debió mirar bien debajo del coche y asegurarse de que todo estaba bien. Y se preguntaba en voz alta: “¿Para qué quieren luego una pistola?”.
ECD se ha puesto en contacto en el día de ayer con el Ministerio del Interior, para intentar recabar algún dato más sobre esta orden del ministro. Al momento de cerrar esta edición, no se había recibido respuesta alguna.
avatar
A. Montesinos

Cantidad de envíos : 83
Edad : 57
Localización : Jerez de la Frontera. Cadiz.
Fecha de inscripción : 23/09/2007

Ver perfil de usuario http://www.sindicatodeseguridad.com

Volver arriba Ir abajo

mas

Mensaje  A. Montesinos el Miér 17 Oct 2007 - 16:12

Los escoltas esperaban un atentado de ETA: habían recibido amenazas expresas y reivindicaban licencia para llevar armas fuera del trabajo


Los escoltas estaban en el punto de mira de la banda terrorista ETA desde hace meses. Y sus reivindicaciones a Interior vienen de algún tiempo atrás: habían recibido intimidaciones expresas. Vea dentro la pintada amenazante en la que se aludía a un atentado contra ellos.




[url=javascript:enviaramigo('Articulo',13509);] ENVIAR ESTA NOTICIA[/url] COMENTAR ESTA NOTICIA IMPRIMIR ESTA NOTICIA











Miércoles 17/10/2007
Los escoltas barajan retirar su protección a los políticos: se sienten ‘ninguneados’ y amenazan con llevar su caso ante los tribunales

Martes 16/10/2007
Rubalcaba ordena no entregar ni una pistola más a los escoltas, a los que califica en privado de ‘chapuzas’ por saltarse las medidas de autoprotección

Martes 16/10/2007
Gotzone Mora confirma que lleva tres meses sin vehículo blindado tras haber fichado por la Generalitat valenciana de Francisco Camps



Los escoltas nunca han bajado la guardia. Incluso durante el llamado ‘alto el fuego’, vivían con la certidumbre de que se trataba de una “tregua trampa”. El atentado de ayer contra Gabriel Giner Colás demuestra que ETA quería matar a un escolta ya que su protegido, el concejal del Partido Socialista de Euskadi (PSE) en Galdácano, Juan Carlos Domingo, se encuentra de vacaciones en la Comunidad Valenciana.
Estos guardaespaldas llevan tiempo insistiendo en sus reivindicaciones y advirtiendo del peligro que corren sus vidas diariamente. Tal y como se adelantó en estas páginas hace ya seis meses (véalo aquí), los escoltas privados poseen la licencia de armas tipo C, un permiso que tiene validez exclusivamente para determinados supuestos, siempre en el ejercicio de sus funciones.
Los escoltas han demandado reiteradamente a la Guardia Civil que, a petición de la delegación del Gobierno, se les conceda la licencia de arma tipo B, que les permitiría portar armas de fuego fuera del horario laboral. Los afectados denuncian que esta licencia especial sí se le concede a multitud de personalidades públicas (futbolistas, famosos o políticos) pero a ellos no.
Desde el Ministerio del Interior se les ha respondido que “no hay riesgo” para sus vidas una vez concluía la jornada laboral.
Otras reivindicaciones ‘históricas’ de los escoltas son las siguientes:
-- Muchas horas y protegidos ‘peculiares’: el trabajo y la duración del servicio de los escoltas depende de la vida, tanto profesional como privada, de su protegido. Si el cliente es una persona que tenga una prolífica vida pública, los guardaespaldas deben acompañarlo y soportar largas jornadas, superando en algunos casos las 10 horas ininterrupidas. El cansancio acumulado, denuncian, hace disminuir la percepción de peligro.
-- Interior no les facilita información: tanto la Ertzaintza como los escoltas han reivindicado que el Ministerio del Interior no les ha facilitado ningún tipo de información de inteligencia sobre ETA –véalo aquí-. Lo que les llega, advierten, proviene de “amigos o conocidos que forman parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”, que comunican a sus colegas los datos de que van disponiendo. “Interior no ayuda nada”, rematan.
-- Sueldos míseros: el Gobierno vasco paga a las empresas de seguridad 7.000 euros por agente. Sin embargo, lo que las compañías abonan a los escoltas como sueldo está en torno a los 3.000 euros. Estos profesionales asumen el coste de la Seguridad Social, la formación o el vestuario pero insisten en que les llega poco dinero.
Los escoltas ya sabían que estaban en el punto de mira de ETA. De hecho, existía un temor generalizado en el gremio, incluso los más novatos llevan tiempo solicitando abandonar su puesto de trabajo en el País Vasco y Navarra, dada su falta de preparación y por temor a posibles acciones de la banda terrorista, algo denunciado también desde estas páginas: véalo aquí.
A continuación, les ofrecemos una imagen captada el pasado 19 de septiembre en una ciudad del País Vasco con una amenaza expresa a los escoltas:











CHUKY CHUKY (16/10/2007) 07:26 p.m.
Que bonito, para todo encuentran un "pero" estos señores del gobierno, como lo explico, los ESCOLTAS PRIVADOS de este pais no hacemos otra cosa que tragar con los miserables medios que nos proporcionan para trabajar (beneficio maximo para la empresa privada),no se nos da una formacion adecuada (la obtiene cada escolta con el dia a dia, y volvemos al beneficio maximo), no estamos bien definidos Profesionalmente (otra vez beneficio maximo, para la patronal, gobierno y por que no, algunos sindicatos), y no hablemos de sueldos(....) Sr. Ministro del Interior, usted dice que "algo hemos hecho mal", sin duda señor, ALGUNOS VOTARLE, igual que usted tiene derecho a meterse con nuestra profesionalidad, yo tambien con la suya, pongase a trabajar que para eso le pagamos todos, y le recuerdo que usted trabaja para los españoles, dando la casualidad que soy uno de ellos, se lo digo, preguntese que hace usted mal, que yo ya lo se, EL PROBLEMA ES QUE ES QUE USTED NO.

COMENTAR



Joaquina Zorrón Perez (10/10/2007) 05:51 p.m.
Yo también echaría a patadas a todos esos que les niegan autoprotección, pero ahora irán a visitarlo al hospital para salir en los medios. ¡Qué cinismo!

[url=http://www.elconfidencialdigital.com/Opinion.aspx?IdObjeto=13509] COMENTAR




sulfuro sulfuro (10/10/2007) 02:18 p.m.
A los escoltas no les dejan autoprotejerse en el Pais Vasco. Nuestros soldados destacados en Afganistán carecen de material que garantice su seguridad. A personalidades amenazadas pero no adictas al "régimen" les quitan la escolta. A los extorsionados por los chantajistas de ETA se les silencia y se proteje con chivatazos a los recaudadores. Los asesinos de ETA se llaman gente de paz. ¿Está este Gobierno para garantizar la seguridad de los ciudadanos o para todo lo contrario? Mantenerles en el poder es ser cómplice.

COMENTAR



El perro de IKEA (10/10/2007) 11:43 a.m.
Si yo fuera el escolta víctima del atentado, no recibiría a ninguno de la procesión de políticos que se va a acercar al hospital hasta que les permitiesen consevar las armas a todo su colectivo.[/url]
avatar
A. Montesinos

Cantidad de envíos : 83
Edad : 57
Localización : Jerez de la Frontera. Cadiz.
Fecha de inscripción : 23/09/2007

Ver perfil de usuario http://www.sindicatodeseguridad.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rubalcaba... un hipocrita más.

Mensaje  yuyu el Jue 18 Oct 2007 - 17:09

Pues como son unos chapuzas que se haga un boicot a los concejales socialistas
avatar
yuyu

Cantidad de envíos : 98
Fecha de inscripción : 04/10/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Rubalcaba... un hipocrita más.

Mensaje  Admin el Dom 21 Oct 2007 - 14:26

¿Cuánto vale la vida de este hombre?


• Gabriel Giner, el escolta zaragozano herido en el atentado de ETA en Bilbao la semana pasada, tiene que trabajar todos los días del mes para que su nómina alcance los 2.260 euros. El día del atentado, como cada jornada de descanso o sin servicio, dejó de percibir 120 euros.


Reportaje por: Ana María PASCUAL
Fotografías por: Federico UTRERA


15/10/07
A los mileuristas un sueldo de 2.260 euros al mes les puede poner verdes de envidia. Pero cuando lo que está en juego no es el pago de la hipoteca, sino la propia vida, la cantidad parece irrisoria. Esos 2.260 euros netos al mes es el máximo que cobra Gabriel Giner Colás, el escolta privado que ha sobrevivido al último atentado de ETA, la semana pasada, cuando explosionó el vehículo que conducía. Esa cantidad es su tope, lo que gana si trabaja los 30 días del mes. Porque Gabriel no tiene días de descanso pagados, ni cobra tampoco la jornada que no tiene señalado servicio.

Zaragozano, de 36 años, Giner, que trabaja en la empresa Seguriber –que tiene contratado un servicio de guardaespaldas con el Gobierno vasco–, suma a su nómina 540 euros en dietas, también siempre que haya trabajado 30 días. Cada jornada que no presta sus servicios –por ejemplo, si su protegido no se encuentra en el País Vasco, como ocurrió el día del atentado, el pasado 9 de octubre– deja de cobrar 120 euros netos. Porque, explican sus compañeros de Seguriber, su contrato permite que le resten más dinero por día de descanso que el que gana por día trabajado. Su salario base es de 784 euros. De plus de peligrosidad, el escolta herido percibe 170 euros al mes, y 67 euros para el transporte... también si trabaja los 30 días.

Gabriel Giner, soltero, afiliado al Partido Popular desde 1996, llevaba dos años protegiendo al socialista Juan Carlos Domingo, concejal de Galdácano (Vizcaya), y se ha convertido en el primer escolta que ha sido objetivo directo de ETA. Según fuentes policiales, los terroristas englobaban a Giner en el colectivo de txakurras (perros), que es como denominan a policías, guardias civiles y escoltas privados, pero sus asesinos frustrados podrían no saber exactamente a qué se dedicaba el zaragozano.

El domingo 7 de octubre, dos días antes del atentado con bomba lapa, Gabriel Giner cambió de coche; recogió el nuevo vehículo, un Renault Mégane, en el aeropuerto de Bilbao, según confirman fuentes del entorno del escolta herido.
“No miró en los bajos del coche –relata un compañero de Giner que trabaja con él en Galdácano– porque el vehículo no era el habitual, era nuevo, y se supone que en un día los terroristas no habían tenido tiempo de ficharlo” . Pero ETA ya había apuntado a Giner antes del cambio de coche, un mes antes, según fuentes policiales. Estas fuentes consideran “extraño” que el diario Gara publicara una lista de morosos, en la que en quinto lugar figuraba el escolta herido. El rotativo aberzale, haciéndose eco del Boletín Oficial de Vizcaya del 25 de abril pasado, publicó una relación de conductores con multas impagadas en Bilbao.

Gabriel Giner es un tipo duro que lleva 12 años en el mundo de la seguridad, pero no fue hasta 2003 cuando consiguió dejar su puesto como vigilante y hacerse escolta. “Es rudo, fuerte, un maño ‘echao p’alante’ que ya sabía de qué iba esto. No era un novato” , señala un compañero. Salió im- pertérrito de su automóvil carbonizado, se refugió en un bar y entró minutos después en una ambulancia hablando por su móvil. Tuvo mucha suerte, considerando que la bomba estaba reforzada: un kilo de amonal, en lugar de los 300 o 400 gramos que usa ETA normalmente. Uno de los bomberos del parque bilbaíno de Garellano, que fue el que apagó las llamas del coche del escolta, explica: “De un incendio así sólo es posible salir con vida si la combustión empieza únicamente por atrás. Aun así, no he visto nunca nada igual, escapó por décimas de segundo...” . Tontxu Rodríguez, el alcalde de Barakaldo, la localidad donde está el Hospital de Cruces, en el que fue ingresado el escolta, tampoco sale de su asombro. Encontró a Gabriel “con los ojos abiertos” y “consciente” , pero al preguntarle por su estado de ánimo éste le dijo: “Cabreado y de mala leche” . Vicente de la Cruz, presidente de la Asociación Española de Escoltas (ASES), está seguro de que a Gabriel le salvó que la bomba de_ agrara en vez de estallar. “Fue un fallo de ETA, porque si hubiera explotado, el petardo provoca una combustión de 7.000 metros por segundo, mientras que si es un incendio el radio de acción baja de 200 a 500 metros por segundo. Aun así, letal” .

Gabriel Giner no esperaba su final en el País Vasco de aquella manera. La semana pasada era la última que trabajaba en Bilbao: iba a regresar a Zaragoza, donde había logrado un puesto, también en Seguriber, como vigilante en la Expo de 2008. Su madre le estaba ayudando en las tareas de la mudanza.

Siete días a la semana
El atentado contra Gabriel Giner ha conmocionado al colectivo de escoltas privados –unos 2.600 trabajan en el País Vasco y Navarra–, y más que nunca el miedo se les ha metido en el cuerpo. “Ya sabemos el riesgo que corremos, por eso pedimos mejores condiciones de trabajo y más reconocimiento” , afirma un escolta de Bilbao. Tras diez años ejerciendo como escolta privado, explica que “el principal aliciente para los jóvenes escoltas que vienen a Euskadi es el salario, pero al poco tiempo se dan cuenta de que ganamos menos que un trabajador de la construcción, porque tenemos que echar muchas horas. Trabajamos entre 14 y 16 horas, los siete días de la semana” .

Una de las principales reivindicaciones de los escoltas privados es lograr el reconocimiento de su categoría laboral. “Somos una especialidad de vigilante jurado y eso no se corresponde con la realidad” , explica el mismo escolta. Otro añade: “A veces nos sentimos como taxistas en lugar de escoltas. Muchos protegidos no nos hacen caso, repiten itinerarios y horarios. No nos toman en serio” . Y señalan a sus empresas: “Es una vergüenza. Tenemos que adelantar el dinero para la gasolina y nos pasamos hasta diez meses con el mismo coche, con el peligro de que ETA lo fiche” , se queja un escolta de Pamplona.

Tras el atentado contra Giner, los escoltas privados se sienten aún más objetivo de ETA. A ASES llega información de primera mano procedente de sus afiliados. “En los últimos meses se habían acentuado las pintadas y los insultos contra nosotros –explica Vicente de la Cruz, presidente de ASES–. Incluso los buzones particulares de nuestros escoltas asociados registran amenazas” .

[url=javascript:obreFoto('http://www.interviu.es/vivo/recursos/fotos/foto_35273_CAS.jpg',200,200)][/url]
















La desbandada de escoltas

Desde el pasado 9 de octubre, cuando el escolta Gabriel Giner sufrió un atentado del que salió herido, se han producido varias bajas en el colectivo de escoltas del País Vasco y Navarra. “Es normal que hayan cogido miedo –explica un veterano, nacido en Bilbao–, porque nunca han trabajado con presión y se pensaban que eran chóferes, más que escoltas. Ahora empieza lo peor. Veremos cuántos escoltas se quedan aquí en cuanto asesinen a uno de nosotros”.

Una de las reivindicaciones clásicas de este colectivo es ser reconocidos como agentes de la autoridad. “Eso nos facilitaría la vida a los escoltas y a los miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad –comenta el guardaespaldas bilbaíno–. Nosotros les ayudamos, facilitándoles información sobre coches y personas que vemos en un momento determinado. Pero ellos a nosotros, no”. Los escoltas quieren, además, “descansar más, para estar en plena forma”, dice.

Publicado: http://www.interviu.es/default.asp?idpublicacio_PK=39&idioma=CAS&idnoticia_PK=45688&idseccio_PK=547&h=

Admin
Admin

Cantidad de envíos : 154
Fecha de inscripción : 23/09/2007

Ver perfil de usuario http://sindicato.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Rubalcaba... un hipocrita más.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.